CENTRO OSHO URUGUAY

DE LA LUJURIA AL AMOR


LA ENERGIA DEL ENTENDIMIENTO

La energía es entendimiento, no son dos cosas separadas. ¿Qué tipo de energía es el entendimiento?Cuando la energía está ociosa, se convierte en entendimiento. Cuando está ocupada, permanece como ignorancia, como inconsciencia.Por ejemplo, tu energía sexual es ocupada en una mujer o en un hombre. Seguirá como ignorancia por que la energía se en­foca al objeto; va hacia fuera, es extrovertida. Si se libera del ob­jeto, ¿a dónde irá? Comenzará a caer en el sujeto, en tu fuente interior. Y la energía que regresa a la fuente se transforma en entendimiento, se transforma en lucidez.Y no estoy diciendo que estés en contra del sexo, no. Pero deja que sea un fenómeno más subjetivo que objetivo. Es la diferencia entre sexo y amor. El amor es subjetivo, el sexo objetivo.Tú te interesas en una mujer o en un hombre como objeto, y tarde o temprano el interés terminará porque una vez explora­do el objeto, nada queda. Estás listo para moverte hacia alguien más. Sí, la mujer luce hermosa, ¿pero cuánto tiempo lucirá her­mosa? Un objeto es un objeto. Ella no es ya una persona para ti, es un bello objeto. Es insultante. Reduces un alma a la categoría de objeto, una subjetividad a objeto. Intentas explotarla, conver­tirla en medio. Tu energía permanecerá ignorante y tú conti­nuarás moviéndote de una mujer a otra, corriendo en círculos. Esa energía nunca regresará.El amor significa que no estás interesado en una mujer u hom­bre como objetos. De hecho, no estás aquí para explotar a otro para obtener algo de otro. Por el contrario, estás tan lleno de energía que te gustaría dar algo de ella a esa persona. El amor da. El sexo sólo quiere obtener. Y cuando el amor da, se vuelve subjetivo, permanece ligado a sí mismo. Los amantes se ayudan entre sí a ser cada vez más ellos mismos, para ser individuos y estar centrados. El amor es respe­to, reverencia y adoración. No es explotación, es entendimiento. Como la energía no está ocupada en el objeto, permanece libre, sin ataduras. Y eso concita la transformación. Se acumula den­tro de ti. Recuerda: como sucede en el mundo de la física, ocurre en el de la metafísica. Después de cierta cantidad de energía hay un cambio cualitativo, resultado del cambio cuantitativo. Por ejemplo, si calientas agua hasta el punto de ebullición no se evapora: sigue siendo agua, caliente pero agua. Más allá de esa temperatura, se evapora, ya no es agua. Ha cambiado su forma. Ha ocurrido su transformación. Eso pasa cuando tu energía se acumula, no continúas desper­diciándola en objetos, que es lo que la gente hace a menudo. Algunos están interesados en el dinero y ponen toda su energía en ello. Por supuesto, acumulan bastante, derrochan, pero así mueren, se vuelven vacíos o se convierten en mendigos. El dine­ro continúa acumulándose y él volviéndose más y más misera­ble. Alguien pone su energía en la política, en el poder. Se con­vierte en primer ministro, pero en el fondo es un mendigo. Pudiera ser el mendigo más importante del país, pero es un mendigo.
Osho- El Gran Libro de las RevelacionesPágs. 248,249
%d bloggers like this: